Pequeños objetivos, grandes avances

Para definir que acciones debemos hacer tenemos que tener bien claro cuales son nuestros objetivos, nuestras motivaciones y nuestras capacidades.

Muchas veces nos adentramos en el mundo del activismo sin un objetivo claro, lo que nos hace gastar fuerzas y debilitarnos física y psicologicamente.

Para el logro de nuestros objetivos os dejo los siguientes consejos:

  • Tiene que ser un objetivo realista
  • Si tu objetivo es muy amplio dividelo en objetivos más pequeños
  • Tienes que poder medir el progreso de tu objetivo
  • El objetivo tiene que ser algo concreto

Estos consejos pueden parecer muy obvios, pero conviene que los recordemos tantas veces como haga falta.

Si nos fijamos un objetivo que no podemos conseguir aparecera la frustración y nos sentiremos unos fracasados.
Por otro lado, la división de objetivos grandes en objetivos pequeños nos da la satisfacción y refuerza nuestra motivación para continuar hasta nuestro objetivo final.

Por un Activismo Eficaz

SMART GOALS.png

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: